Un jugador deseado por parte de la afición: Chus Hevia, y la ‘perla’ de cantera, Vïctor Estébanez, han sido presentado este jueves como integrantes de la primera plantilla del Marbella FC. El jugador asturiano reconoció haber desechado algunas ofertas más interesante en lo que al tema económico se refiere y decidirse por incorporarse al conjunto de la Costa del Sol. “Debo reconocer que me llamaron más equipos, pero la confianza que me ha dado el Marbella y la que he tenido del míster me dieron ganas de elegir esto, y creo que era la mejor opción”, declaró.

Hevia llega al conjunto con una notable experiencia en la categoría y firma por un año en el cuadro marbellí, tiempo más que suficiente para demostrar su calidad y la apuesta que han hecho por él los responsables técnicos. Aunque admite que no le han marcado ningún objetivo, el atacante asturiano tiene claro qué debe hacer para ganarse a una afición y que su prestigio siga al alza.  “Sé que están haciendo un buen equipo, y cuando tienes una buena plantilla sólo piensas en ganar y estar lo más arriba posible”.

Un futbolista de la casa

El canterano Víctor Estébanez ha pasado a formar parte de la primera plantilla. Aunque aún tiene edad juvenil ha firmado un contrato de tres temporada que le tendrá vinculado al Marbella. Estébanez ya fue convocado en varias ocasiones la pasada campaña y hasta llegó a jugar en un partido. El joven centrocampista ha desechado ofertas del fútbol inglés para continuar en su equipo, circunstancia de la que dice que no se arrepiente.

“No ha habido ningún motivo especial por lo que haya decidido quedarme aquí. La temporada pasada estuve bastante cómodo, sigo viviendo en mi casa, no tengo que desplazarme a otro lugar y quiero terminar los estudios antes de salir a jugar a otro lugar”, declaró.

Preguntado si para él es más importante sus estudios que su carrera futbolística respondió: “No lo sé. Creo que igual, más o menos”.

El director deportivo, Jorge Rodríguez de Cózar, quiere que Estébanez sea ese joven al que todos los canteranos fijen sus miradas y que se identifiquen con él.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta