Tres partidos ha disputado la Unión Deportiva San Pedro como local esta temporada en la División de Honor y aún no sabe lo que es ganar un duelo como local. Las dos victorias que hasta ahora ha cosechado han sido a domicilio, circunstancia que, al menos, alivia el mal trago que está suponiendo hasta ahora jugar en el Municipal.

El choque se presentaba interesante y se preveía que los chicos de Adrián Cervera podrían romper esa racha que no es del todo negativa. El cuadro granadino podía haber sido ese equipo con el que estrenar el casillero de victorias como local, pero nada más lejos de la realidad, aunque el equipo rojinegro tuvo sus opciones.

Los que tomaron la iniciativa fueron los del Cubillas. Durante el primer periodo, hasta un total de cuatro oportunidades se llegaron a contabilizar para haberse adelantado en el marcador, pero la fortuna no estuvo de su parte. El San Pedro no estuvo todo lo fino que al entrenador le hubiese gustado y por momentos quedó a merced de un rival que, por muy poco que hacía, siempre era más que lo aportaba sobre el sintético el conjunto local.

Durante el segundo periodo cambiaron las tornas y se vio a un San Pedro mejor asentado y con las ideas más claras a la hora de organizar jugadas que llevaran peligro al área contraria. Tampoco la suerte quiso aliarse con los sampedreños.

El choque quedó roto cuando el colegiado, López Salinas, intuyó el que encuentro se le podía ir de las manos. Finalmente se le fue, y dejó muestras de que la presión le pudo. El primero en ser expulsado por doble amonestación fue Álvaro Olmo en el minuto 76. El San Pedro intentó aguantar con diez jugadores llevando la misma dinámica que al comienzo de la segunda parte, pero el partido quedó como algo anecdótico. Al borde del final llegaron dos expulsiones más por parte del San Pedro (Serralvo y Largo) y otras dos en el Cubillas. El choque se alargó casi un cuarto de hora, y durante ese tiempo el fútbol no existió.

Como mal menor tal y como se puso el encuentro, el empate sirve para que el San Pedro pueda sumar un punto.

FOTO. Cristóbal Ortega

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here