Javier Añón Esteban se ha convertido en algo más que el capitán del Marbella FC. Su carisma, su forma de ser, la cercanía con los aficionados y el sentimiento de pertenencia que tiene hacia el club de su ciudad le ha hecho ser el buque insignia del equipo. Hace algunas semanas cumplió uno de los requisitos para continuar un año más en el primer equipo de ciudad. Su futuro no lo tiene claro, aunque le gustaría seguir vinculado al fútbol. También se prepara para posibles contingencias por si el deporte deja de darle de comer.

El último contrato que usted firmó con el Marbella tenía una clausula que si jugaba una cantidad de partidos estipulados se renovaría automáticamente. ¿Está contento?

Por supuesto que lo estoy. El año anterior habíamos acordado que firmaría por dos años, pero finalmente acabó siendo por objetivos; un año fijo con opción a otro. Finalmente he podido cumplirlo y seguiremos adelante una temporada más.

Cubillo nos dijo en la entrevista que nos concedió que si futbolistas como Añón no tuviera esa clausula de renovación habría que renovarlo.

El míster desde que llegó a demostrado trabajo y compromiso y eso se ha reflejado en la plantilla y no hay duda de ninguno de los que estamos en el equipo. Le agradezco sus palabras y así sé que alguien valora el trabajo que haces. Seguro que hay futbolistas que no van a llegar a esos partidos y sí se merecen renovar.

Todo hace indicar que si seguís con esta dinámica de resultados os va a faltar competición para cumplir con algunos objetivos.

Eso mismo le comenté el otro día a Óscar Ribot (Best of You), que tenían que haber llegado tres o cuatro semanas antes. En el fútbol, y más en una categoría como la Segunda División B, la estructura del club es muy importante. Ellos no fallan en nada que necesitamos; sea en temas deportivos o cualquier otro como los sueldos, por ejemplo. Lo único que nos piden es que nosotros cumplamos en el campo. El fruto del trabajo que realizamos cada jornada se ve reflejado en el resultado final todos los domingos.

¿A cree usted que se debe el secreto de éxito del equipo en toda la esta segunda vuelta?

Para mí es el grupo de personas que conforman el Marbella FC, no sólo me refiero a la plantilla sino a las demás que trabajan en el club. La empresa que ha cogido las riendas del club es como una familia, tienen un trato bueno y todos los que la integran suman. Esa filosofía la han transmitido y los futbolistas hacemos lo mismo. Compañeros que juegan menos ayudan a los que más juegan. En definitiva, es que todos hemos mirado por el club y nadie lo ha hecho en sí mismo.

Ese es el mensaje que decís todos, pero habrá algo más, ¿no?

Desde el principio había mimbres, y aunque el equipo que se hizo al principio no estaba diseñado para jugar play off había una plantilla de jugadores muy competentes. También es cierto que los refuerzos de invierno han ayudado bastante.

Dicen desde el club que la próxima temporada quieren luchar por conseguir el ascenso a Segunda División. ¿Se ve usted en esa plantilla consagrándose como futbolista?

Con la edad que tengo (32 años) y buenas condiciones físicas, me encantaría. Terminar mi carrera en el Marbella ascendiendo a Segunda División sería lo máximo. A nivel futbolístico es muy complicado salir de aquí a un nivel en que ofrezcan mejores condiciones. A mí siempre me han tratado bien en este club.

Aunque tiene un año más asegurado para seguir, ¿le gustaría continuar vinculado al Marbella FC hasta que finalice su carrera deportiva?

A mi siempre me ha gustado el deporte desde pequeño y el Marbella me dio la oportunidad de jugar. Mientras que pueda en lo deportivo intentaré ayudar en el campo, y por qué no trabajar un día para el club.

¿De entrenador?

Esa no es la faceta que más me guste. A lo largo de mi carrera he visto cosas que debe tener un entrenador y ahora mismo no las veo en mí.

¿Y dónde le gustaría verse si no es como entrenador?

Me encanta ver fútbol y quizá podría ayudar en la parcela deportiva, a que vengan jugadores que puedan ser válidos para el equipo y puedan sumar para que el Marbella esté en las mejores condiciones posibles.

¿Si no fuese posible seguir vinculado al club?

Eso no es algo que me preocupe ahora, aunque me estoy preparando para el futuro. Mi suegro tiene una autoescuela y me estoy formado para ser profesor. También me gustaría hacer oposiciones para trabajar en el Ayuntamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here