El día que Fran Viegas perdió a sus padres en un accidente de moto no se le olvidará nunca. El 3 de agosto de 1996 recibió la única llamada que jamás le hubiese gustado contestar. Era la Guardia Civil para decirle que sus progenitores habían fallecido en un accidente de moto. Fue en la carretera de Las Pedrizas por culpa de los guardarraíles. Cuatro horas antes de recibir esa llamada se enteró de que su abuelo había fallecido también. No fue el mejor día de su vida.

Desde entonces ronda por su cabeza cómo ayudar a que otras personas no le ocurra lo mismo que a sus padres. El deporte ha sido algo más que una filosofía de vida en Fran Viegas, y siempre que puede acude a la llamada de sus muchos amigos para reivindicar la solidaridad que él pueda prestar. Esta vez ha sido el corredor marbellí el que ha tenido la iniciativa.

A través de sus redes sociales ha puesto marcha una propuesta que no por poco común deja de ser curiosa. Junto con un grupo de amigos ultrafondistas va a llevar a cabo un reto al alcance de muy pocos: recorrer los 479 kilómetros que separan el municipio cacereño de Aceña de la Borrega, lugar donde está enterrado su abuelo, hasta el cementerio de San Bernabé de Marbella, donde descansan sus padres. Ha diseñado siete etapas entre el 24 al 30 agosto que cada día deberá cumplimentar, y donde prevé un tiempo que pueda rondar entre las 10 y las 13 horas por jornada.

La primera de ellas se realizará este sábado desde el punto de partida y le llevará hasta Talavera la Real, con un recorrido de 79 kilómetros, siendo la más larga de todas. La segunda etapa unirá Talavera la Real con Zafra, teniendo un recorrido de 68 kilómetros, la tercera, Zafra y Guadalcanal, de 73 kilómetros, la cuarta, Guadalcanal con Lora del Río, de 68 kilómetros, la quinta, Lora del Río y Osuna, de 66 kilómetros, la sexta, Osuna y Ardales, de 61 kilómetros, siendo la más corta de todas. El viernes día 30 tiene previsto su llegada a destino con punto de partida en Ardales, completando los últimos 64 kilómetros del reto.

Todo esto lo hace para reivindicar la colocación en las carreteras de los guardarraíles con SPM (Sistema de Protección al Motero), una doble protección donde la muerte no sea el principio del accidente para el motorista. Viegas no estará sólo en el proyecto. Le acompañará un grupo de amigos que se hacen llamar BeerMenZ, y lo conforman: Juan Andrés Camacho, más conocido como el corredor errante; Fernando ‘El Animalako’; Manuel Tenllado; Paco Contreras, hijo del ultrafondista Súper Paco; Marina Robertson, pareja sentimental de Fran Viegas y Juan José Viegas, hermano de Fran, aunque éste no estará en todo el recorrido. Todos ellos irán ataviados con faldas escocesas. A la llegada a Marbella estarán escoltados y acompañados por miembros de la peña motera Los Mentirosos hasta cumplimentar el destino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here