Segunda victoria consecutiva para los marbellíes del Andalucía Bulls en el choque les ha enfrentado al CR Málaga, un recién ascendido a la categoría pero, por momentos, ha puesto en algún que otro apuro al cuadro visitante con un juego intenso y con el convencimiento de poder lograr algo positivo ante un rival aparentemente superior.

De inicio, fueron los ‘Bulls’ los que se adelantaron en el marcador gracias a un ensayo que no tuvo el premio de la transformación. El 0-5 de inicio no decía nada, pero sí que marcaba unas pautas que habría que confirmar con el paso de los minutos, un tiempo que los malagueños aprovecharon para mejorar tanto en el juego defensivo como el de ataque para hacer frente al contrario. Minutos después, los marbellíes aumentarían la renta gracias a un golpe de castigo, llevando el 0-8 al marcador cuando aún quedaba más de la mitad del tiempo para llegar al descanso.

Los del CR Málaga siguieron confiando en sus posibilidades y aprovecharon cualquier opción que se les presentaban para hacer frente al contrario. Un ensayo con su correspondiente transformación sirvió para recortar drásticamente las diferencias (7-8), y con ello creer en la posibilidad de la remontada. Los marbellíes cayeron en un momento de dificultad con una notable falta de concentración que los de la capital aprovecharon para darle la vuelta al resultado; primero con un ensayo con transformación, y posteriormente, un golpe de castigo, mientras que los visitante sólo pudieron hacer frente con un ensayo sin recompensa anotadora, llegado al descanso con victoria momentánea para los locales con 17-13 en el marcador.

Con la segunda parte por delante, el Andalucía Bulls sólo tenía que poner en práctica su mejor juego y la experiencia de la plantilla para hacer lo mismo que siete días ante en el campo de Bahía de Marbella, donde dejaron a sin opción a los de Arquitecturas. Dicho y hecho. La máquina de hacer rugby se puso en funcionamiento y dejó sin opciones a un rival que, por momentos, jugó más con el corazón que con la cabeza, aunque dejó muestras que las derrotas, como la de hoy, la venderían muy cara. Tres ensayos, un de ellos con transformación, fueron más suficientes para dejar a los malagueños con el mismo resultado con el que llegaron al descanso, sirviendo a los marbellíes para aumentar la ventaja y con ello hacerse con un nuevo triunfo, el segundo consecutivo después de tres jornadas disputadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here