Pocas son las cosas que se le resiste a una persona cuando se propone un propósito. Dos malagueños, Ángel Medina y Carlos Toro, habían ideado una ‘locura’: atravesar dos continentes y lograr una travesía que hasta ahora nadie había logrado hacer. Cruzar de Málaga a Melilla en una tabla de windsurf, algo que nadie lo había logrado hasta ahora. Llevaban meses preparando este ‘Reto Windsurfing: Dos Continentes’ y logran el objetivo, aunque en vez de los dos deportistas sólo uno, Ángel Medina, pudo completar la hazaña, haciendo la travesía en 19 horas. Toro había estado cuatro horas en el agua, pero las embarcaciones de apoyo no han podido continuar debido al oleaje.

Los windsurfistas partieron desde el Real Club El Candado, en Málaga, con fuerte viento de poniente, tal y como la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había comunicado. De este modo, han podido salir planeando con velocidad. Medina hizo alarde de su dominio sobre la tabla, pero a Toro se le ha hecho más duro el inicio. El problema llegó para el deportista rinconero cuando, debido al oleaje, las embarcaciones de apoyo (un barco y una lancha) le han perdido varias veces de vista y decidieron tres horas y media de recorrido regresar a la capital.

Este desafío entra en el récord Guinness una vez que lo ha lograrlo Ángel Medina, quien ha navegado en mar abierto, sin escalas, sin relevos y sin parar durante 19 horas, recorriendo 235 kilómetros sobre la tabla.

El deportista entró en el puerto melillense a las 4.00 horas empujado por los ánimos de amigos y compañeros que lo esperaban allí. “Ha sido duro y estoy cansado, pero me hace gran ilusión”, confesó Medina al llegar. “Ha habido una parte que no tenía claro si íbamos a llegar porque no lograba coger el rumbo”.

FOTO. Avance Deportivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here