Lograr un empate a domicilio no deja de ser un resultado positivo, aunque como discurrió el choque, deja un sabor agridulce en el seno del Marbella FC. El mensaje que el entrenador, David Cubillo, dejó en sala de prensa este viernes en la previa del encuentro ante el cuadro universitario, caló en el vestuario. Tenían que ser los primeros en ganar en La Condomina al UCAM. Pusieron los medios, las ganas y el ímpetu desde el principio, y es que bastaron los dos primeros minutos del encuentro para ver que la cosa iba en serio, pero no lo consiguieron del todo. Al menos revertieron los últimos resultados negativos con un empate que bien vale el punto sumado.

A las primeras de cambio, el conjunto de la Costa del Sol mostró sus credenciales. En el primer acercamiento que tuvieron al área local, Óscar García adelantó a su equipo gracias a una contra y a la dejada de Mustafá en un pase por la izquierda. El delantero sólo tuvo que rematar para batir a Iricibar. Minuto 2 y el Marbella ya ganaba a domicilio. También ayudó que el terreno de juego no estaba en las condiciones que se encontraron los jugadores en la primera jornada en el campo del Talavera.

Seriedad, firmeza, concentración y buen hacer. Receta perfecta para conseguir lo que tanto anhelaba el entrenador, el equipo y la afición. Con el marcador a favor, el Marbella se hizo dueño del choque sin muchos aspavientos. El UCAM no funcionaba aunque no se podía dejar llevar por la euforia. No podía haber alegría cuando quedaba casi todo el partido por celebrarse. Los de Cubillo siguieron a lo suyo y cualquier oportunidad era buena para aumentar la renta. El equipo marbellí se quejó de que el colegiado no señalara un penalti por manos de un defensor dentro del área, aunque la pena máxima llegaría minutos después de que a Juergen lo derribaran. El lanzamiento desde los once metros lo ejecutó  Óscar García pero el portero atrapó el esférico. Una pena. El remate flojo lo adivinó el guardameta. Antes, lo intentaría el local Vicente Romero con un lanzamiento de falta que se fue desviado.

El Marbella controlaba el partido y lo tenía todo a favor. Eso sí, no se podía fiar de un rival que tenía suficientes recursos como para sorprenderles. Las jugadas a balón parado también eran buenas para los visitantes. Lolo Pavón remató de cabeza y estuvo a punto de anotar el segundo para su equipo tras un saque de esquina.

El dominio visitante era casi total, pero el UCAM, poco a poco, estaba despertando. Le faltaba definición en las jugadas de ataque y sorprender a la zaga, que se mostraba muy segura. El primer intento serio de los universitarios llegó con un remate de Aketxe que recibe un balón en largo y el atacante quería sorprender a Wilfred picándole el esférico, pero se marchó desviado. Los murcianos sólo tenían una manera de llegar al área marbellí: balones en largo y jugando directo.

Antes del descanso, un pase de Chavero para Mayoral es despejado por el guardameta sevillano del Marbella en una gran actuación, impidiendo con ello lo que podía haber sido el tanto del empate para los locales, así como un libre directo rematado por Viti que pasó ajustado al palo. Estas fueron las oportunidades más diáfanas de los del UCAM durante la primera mitad.

La segunda mitad comenzó como había acabado la primera, con un UCAM más convencido de revertir la situación utilizando todo lo que tenía a su alcance. Como ocurrió al principio, bastaron dos minutos para conseguir el tanto del empate. Una jugada por la banda izquierda con centro hacia el punto de penalti, Wilfred no llegó despeja con toda la contundencia que le hubiese gustado. El esférico cae en los pies de Manu Justo para llevarlo al fondo de las mallas, colocando el 1-1 en el marcador.

El gol dio confianza al cuadro murciano que vio cómo podía hacer daño a un Marbella que no quería marcharse de La Condomina sin la victoria. Un minuto después del tanto local, el colegiado anuló un gol a Aketxe por fuera de juego, y a partir de ahí se vio la mejor versión del UCAM en todo el encuentro. A los de Cubillo parecía costarle llevar a cabo su juego pero no cejaban en el empeño por lograr lo que más anhelaban: ganar. Otra de las jugadas peligrosas de cuadro universitario llegó con un remate de Mayoral tras una jugada personal que Wilfred, una vez más, estuvo sublime despejando el esférico a córner.

Cubillo decidió sacar al terreno de juego a Añón y el equipo lo notó. Su visión de juego, la movilidad en zonas donde los locales apenas podían llegar, era lo que necesitaba el Marbella para contrarrestar la mejoría del UCAM. A partir de ahí se vio a un equipo que se asemejaba al de la primera parte, y en uno de los acercamientos, Redru puso un centro antes de que el esférico tocara la línea de fondo para que Saúl González, una vez más, -esta vez de cabeza- anotara para su equipo, colocando el 1-2 en el marcador.

Los universitarios no se daban por vencidos y provocaron que el partido se rompiera. Cualquier cosa podía pasar a partir de ese momento. Después de unos minutos con cierta incertidumbre, el UCAM consiguió el tanto del empate. Aketxe fue el artífice del gol gracias a un centro por la izquierda que le ofreció su compañero Viti.

Con el 2-2 en el marcador, ambos equipos se lanzaron a la desesperada, y es que parecían no conformarse con el reparto de puntos. Cubillo realizó los dos cambios que aún le quedaba y saltaron al terreno de juego Yaimil y Manel. El objetivo era llegar con peligro y con definición a la portería defendida por Iricibar, pero no hubo manera. El empare final no deja de ser un resultado justo, aunque el Marbella, en la primera mitad, mereció algo más.

Ficha técnica

UCAM Murcia: Iricibar; Adán Gurdiel, Viti, Hugo Álvarez, Higón; Chavero, (Rafa de Vicente, minuto 70), Manu Justo (Barbosa, minuto 67), Carlos López, Vicente Romero; Aketxe y Mayoral (Perales, minuto 77).

Marbella FC: Wilfred; Saúl González, Lolo Pavón, José Cruz, Redru; Faurlín, Elías Pérez, Samu Delgado (Manel Martínez, minuto 88), Mustafá; Juergen (Añón, minuto 62) y Óscar García (Yaimil, minuto 82).

Goles: 0-1, minuto 2: Óscar García. 1-1, minuto 48: Manu Justo. 1-2, minuto 66: Saúl González. 2-2, minuto 79: Aketxe.

Árbitro: Domato Pedreira, del colegio balear. Amonestó a los jugadores locales Chavero, Carlos López y a los visitantes Juergen, Lolo Pavón, José Cruz, Samu Delgado, Óscar García y Añón.

Campo: La Condomina.

FOTO. UCAM CF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here