Lograr un empate es bueno, pero cuando el equipo ha tenido ocasiones y no las ha sabido aprovechar, deja una sensación agridulce que no termina de convencer a nadie. Al menos lo positivo del empate es que el Marbella FC lleva quince jornadas invicto.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron de claro dominio marbellí, contando, además, con varias oportunidades para adelantarse en el marcador. Por el contrario, el conjunto de la cantera nazarí apenas hizo nada por doblegar al equipo de la Costa del Sol, que estuvo más ambicioso que el cuadro local.

La primera ocasión clara para el Marbella se produjo a los diez minutos, cuando Mustafá, de cabeza, estuvo a punto batir a Lejárraga gracias a un centro por la izquierda de Álex Bernal, que junto con Faurlín, fueron los auténticos dueños del juego en el centro del campo del Marbella. Apenas un minuto más tarde, la oportunidad recaería en Paulo Vitor, que se hizo dueño de la banda izquierda, con el apoyo de Marcos Ruiz. El brasileño lanzó desde lejos e hizo trabajar de nuevo a Lejárraga.

Paulo Vitor, siendo objeto de falta por parte de un jugador del Recreativo Granada. FOTO. Miguel González

El Recreativo Granada apenas intimidaba y el Marbella seguía haciendo un fútbol que, con algo más de acierto, hubiese tenido otro tinte bien distinto. Justo cuando se cumplía el cuarto de hora, nuevamente, Mustafá, probó fortuna desde el borde del área para intentar perforar la portería granadina. Otra vez el portero fue determinante, evitando que su equipo marchara por detrás en el marcador. La única ocasión que tuvo el cuadro local durante el primer tiempo se produjo gracias a un remate de cabeza de Rubén Sánchez, que acabó saliendo desviado entre los tres palos.

Mustafá, perseguido por un contrario en pleno contragolpe. FOTO. Miguel González

Ni el Marbella tuvo suerte en las ocasiones que dispuso ni el filial intimidaba la portería defendida por Godino, una lectura clara y sencilla de lo que ocurrió durante la primera parte.

La segunda parte comenzó con un Marbella haciendo el juego que le llevó a dominar durante la primera mitad, y un Granada con algo más de ambición, pero no mucha. Una prueba de la mejoría fue protagonizada por Juancho en una jugada personal, marchándose de Rafa Muñoz y ejecutando el remate que paró Godino. También pidió penalti por el contacto que pudo haber ejercido el marbellí sobre él antes del lanzamiento. El árbitro no señaló nada.

Posteriormente algunos contragolpes hicieron que el equipo local se acercara al área marbellí, pero sólo eso, acercamiento sin definición ni remates entre los tres palos. Rubén Sánchez probó suerte desde lejos y el balón no llegó ni asomarse al marco.

Los de Cubillo seguían a lo suyo pero sin la comodidad del principio. Con el paso de los minutos les costaba crear juego para llegar con cierta libertad a la meta contraria. Los locales, con más corazón que cabeza, pasaban del centro del campo pero sin mucha idea en los metros finales.

Los intentos fueron en vano, así que se tuvo que conformar con un empate sin goles que le lleva a sumar quince jornadas como invicto.

Ficha técnica

Recreativo Granada: Lejárraga; Garrido, Neva, Héctor, Fran Serrano; Yael (Isi, minuto 76), Juancho (Víctor Morillo, minuto 84), Andrés García, Rubén Sánchez; Nacho Buil, Jean Carlos (Caio, minuto 76).

Marbella FC: Godino; Rafa Muñoz, Marcos Ruiz, Lolo Pavón, José Cruz, Faurlín, Juanma (Montero, minuto 81), Álex Bernal, Paulo Vitor (Juergen, minuto 56); Añón (Samu Delgado, minuto 73) y Mustafá.

Árbitro: Peña Varela, del colegio sevillano. Amonestó a los locales Juancho e Isi.

Campo: Ciudad Deportiva Granda CF. Unas 200 personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here