El toledano Feliciano López ganó, con remontada incluida, la gran final de la IV edición de la Senior Masters Cup a David Ferrer (2-6, 7-5 y 11-9), que se ha celebrado en las pista central del Club de Tenis el Hotel Puente Romano.

Ferrer fue una roca en el primer set. Su comienzo fue demoledor, logrando dos ‘breaks’ consecutivos, el segundo de ellos en blanco. Un 4-0 de salida que sentenció la primera manga. Como ya hiciera en Valencia, Ferrer evidenció que, a pesar de la retirada, mantiene la chispa, conserva un muy buen estado de forma a nivel físico y también tenístico y, por supuesto, tampoco ha perdido la garra y ese firme deseo de victoria que le acompañó durante toda su carrera.

El inicio de partido de Ferrer fue brillante. Pero Feliciano enseñó las garras antes de la conclusión del primer set, ganó con claridad sus dos juegos al servicio y anunció batalla para la segunda manga. Las fuerzas se equilibraron en el segundo set, en el que predominó la igualdad. ‘Feli’ se mostró mucho más firme, rompió el servicio de Ferrer en el undécimo juego y acabó forzando el súper ‘tie-break’.

Y la muerte súbita, como sucediese en la semifinal ante Robredo, fue para Feliciano López. Ferrer vendió muy cara su derrota y llevó a su rival hasta el 11-9, pero Feliciano estuvo más acertado en los puntos decisivos y se hizo con el trofeo de campeón.

Tercer puesto para Robredo

La jornada comenzó con la disputa del tercer y cuarto puesto, un duelo en el que Tommy Robredo hizo valer su mayor poso físico y dejó constancia de su buen nivel actual. Haas, que volvió a acusar en momentos puntuales el hecho de llevar año y medio fuera del circuito profesional, opuso seria resistencia. Pero acabó cediendo por un doble 6-4 en un partido en el que ambos jugadores hicieron disfrutar a los aficionados con momentos de muy buen tenis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here