Sergio y Marina Castro llevan el deporte, y concretamente el triatlón, en sus venas. Hace años que ambos comenzaron a practicar una actividad que, a día de hoy, está siendo algo más que hobby para ellos, y allá donde van dejan su impronta. Lo que un día fue un juego para conseguir un sueño hoy es totalmente una realidad.

La más pequeña de los Castro ha sido nombrada recientemente deportista de Alto Rendimiento. El pasado día 9 de abril, el BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) reconoció a Marina como tal después de los éxitos logrado durante el pasado año 2018. La joven marbellí ha renovado su estatus obtenido en 2017.

Después de dos años militando en el Club Náutico de Narón gallego, esta temporada ha dado un salto de calidad incorporándose al AD Sevilla Triatlón, equipo de la élite nacional y que actualmente milita en la División de Honor, categoría en la que se encuentran los mejores conjuntos nacionales. Además, compagina su labor de deportista con la de estudiante de Ciencias de Actividad Física y Deporte en la capital hispalense.

Su hermano Sergio, que pese a todos los éxitos que ha logrado nunca ha sido reconocido como deportista de Alto Rendimiento, sí que ha obtenido la distinción como entrenador. Desde el pasado mes de septiembre dirige el Centro de Tecnificación que la Federación Andaluza tiene en Málaga, y es que el estamento decidió confiar en el marbellí un proyecto novedoso en el que dar cabida a jóvenes que no están inicialmente preparados para una actividad como es el trialtón.

Sergio compagina su labor de entrenador y director del Centro con su faceta de triatleta. El próximo 27 de abril participará en el Ironman 70.3 de Marbella, siendo su primera participación en una prueba de larga distancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here