Impulsa Ciudad es una de las nuevas formaciones que se presentan a los comicios municipales del próximo 26 de mayo. La agrupación está formada por personas de distintos ámbitos, si bien todos ellos tienen en común el activismo social. Liderada por Javier Lima, empleado municipal y uno de los redactores del Plan Estratégico Marbella-San Pedro 2022, entre sus objetivos está la sostenibilidad de la ciudad en todos sus ámbitos, también en el deporte, un área que la consideran fundamental para el desarrollo que pretenden para todo el municipio.

¿Por qué se crea Impulsa Ciudad?

Se crea por vecinos y vecinas de Marbella que compartimos un sentimiento mutuo de que esa ciudad en la que nos gustaría vivir no termina de llegar. Esto es un sentir que tenemos todos los que formamos Impulsa Ciudad, principalmente por los déficits de equipamiento, infraestructura tanto sanitaria, de movilidad y deportiva. Creemos que Marbella tiene que estar en otro nivel, y viendo que nuestras pretensiones no llegan, porque todos venimos del activismo social, medioambiental o cultural, decidimos conformar una agrupación de electores, que no un partido político, porque creíamos que la agrupación de electores es más idónea a lo que nosotros somos. Lo que queremos es otra forma de hacer las cosas y que Marbella tenga el nivel de calidad en todos los aspectos.

¿Qué propuestas lleváis en vuestro programa electoral relacionado con el deporte?

Para nosotros el deporte es fundamental. Hay varios campos que son vitales, como por ejemplo la sostenibilidad (económica, medioambiental y social), la cultura, el patrimonio, el turismo y también el deporte. Lo que más echamos en falta es un proceso planificador y de un modelo de ciudad. Nosotros defendemos un modelo de ciudad donde el deporte es básico, por la inclusión y cohesión social. Lo que hemos observado es que hay un déficit de instalaciones deportivas y muchas de ellas están en un estado lamentable. Creemos que hay que apostar por unas instalaciones acordes al nivel deportivo que tiene la ciudad, sobre todo para el deporte base. Sabemos que hay que trabajar mucho pero siempre hacerlo desde la planificación para llegar al nivel que Marbella merece. También hemos olvidado el turismo deportivo. Marbella podría desestacionalizar su industria principal teniendo unas buenas instalaciones deportivas en las que, durante el invierno, el turismo deportivo pudiera venir a la ciudad. Un ejemplo son los equipos de fútbol que vienen en invierno, que recalan en Benahavís o Estepona, y está bien, pero Marbella debe trabajar con sinergias compartidas con los distintos municipios de la Costa del Sol. Lo que no podemos olvidar es que no vienen a Marbella por la falta de instalaciones, y esto es una pérdida de ingresos para la ciudad. El deporte es un motor económico, y la ciudad debe trabajar para lograr esa fuente de ingresos.

¿Qué haríais en el caso de poder gobernar y el deporte sea una de vuestras áreas de gestión?

Lo primero es hacer un buen diagnóstico de lo que son las instalaciones deportivas. Habría que plasmar todas esas necesidades en un documento como el Plan Director de Instalaciones Deportivas que se hizo hace años, que se llevó a cabo para lograr subvenciones de la Junta de Andalucía. Además de hacerlo hay que creérselo. En esos documentos no solo se hace un diagnóstico de cómo están las instalaciones sino cómo está en general el deporte. Creemos que las cosas no se deben hacer desde la improvisación, hay que hacerlas desde un estudio en profundidad para conocer el estado del deporte. Además, hay que estar en contacto permanente con los diversos colectivos y asociaciones deportivas y deportistas locales. De ahí partiríamos para realizar un Plan Estratégico del Deporte a nivel municipal. Nosotros podemos tener las cosas claras, pero lo más importante es estar implicado con los deportistas y las asociaciones deportivas.

Por lo que dice usted no deja nada a la improvisación, todo debe estar planificado y hay que consultarle a los clubes y asociaciones deportivas.

Es el ADN de Impulsa Ciudad y lo vamos a promover a través de la participación ciudadana.

¿Qué tenéis pensado hacer con el deporte base?

En el deporte hay varios ámbitos, y en el caso del deporte base, lo primero que debes hacer es atenderlo. Se pone atención en deportes que tienen mucho tirón y otros apenas se tienen en cuenta. Un ayuntamiento lo que tiene que hacer es facilitar, y cuando hay un deporte base que está teniendo un auge importante hay que responder de forma rápida y proporcionando los recursos necesarios para que esos deportistas tengan todo lo que necesiten. Con el deporte base pasa lo mismo que con las instalaciones, lo que hay que tener es una planificación. Tenemos que tener claro cuál es la demanda que hay en la ciudad y, a partir de ahí, planificarla, tanto las escuelas deportivas como los clubes deportivos. Lo que no se puede es tener escuelas deportivas que están de espalda a los clubes.

¿Su formación seguirá apoyando grandes eventos deportivos como, por ejemplo, la Copa Davis, la Vuelta Ciclista a España o el Ironman 70.3, entre otros?

Los que somos gestores públicos tenemos la obligación de tener los números delante. Puedo decir por experiencia que el Ayuntamiento de Marbella no está acostumbrado a trabajar con datos. Lo primero que debes realizar, como lo hace Málaga, es medir el impacto económico. Ironman, por ejemplo, tiene repercusión para la ciudad en números, en deportistas, en nivel de ingresos para la ciudad, lo que entiendo que la repercusión económica es buena, además de que se desestacionaliza la demanda porque son eventos para hacerlo en temporada baja y no en alta. Hay otros eventos en los que habría que medir el impacto; es decir, si ha supuesto más gasto que los beneficios para la ciudad habría que replantearlo. Lo que vamos a promover en Impulsa Ciudad es que haya una agenda de eventos fijos todo el año, y que Ironman, perfectamente, podría ser una de esas citas. Cuando vamos a las ferias de turismo, el turista que está interesado en el tema deportivo, que sepa que Marbella tiene una serie de eventos como una media maratón, la subida a Sierra Blanca, entre otros. Por eso hay que planificar muy bien todos los eventos. No podemos organizar una Copa Davis y tener hipotecado el resto del deporte porque se ha gastado todo el dinero en una cita. El deporte no puede ser una improvisación.

¿Practica o ha practicado alguna vez deporte?

Lo que más he practicado ha sido la alta montaña. En 1995 hice un trekking por los Annapurnas, y después actividades que tienen que ver con el alpinismo. También he realizado mountain-bike. Fui presidente del Club de Montaña de Marbella (CAM) cuando se creó. Ahora, además de senderismo, hago kitesurf cuando voy a Tarifa, y corro de vez en cuando. He participado en la Carrera de Sierra Blanca, y sí, me considero un deportista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here