El candidato por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) a la alcaldía de Marbella es José Bernal. Profesor, historiador y político por vocación, sabe lo que es estar sentado en el sillón de mando de un Ayuntamiento. Durante los dos primeros años de esta legislatura que está a punto de llegar a su fin fue el primer edil de la ciudad con los apoyos de IU, OSP y Costa del Sol Sí Puede. Dice que quiere ganar y ser el próximo alcalde para los siguientes cuatro años de legislatura, y que el deporte está entre sus prioridades. Ha fichado a la campeona olímpica Elena Benítez, persona que podría ocupar la concejalía de Deportes si finalmente llega al gobierno.

¿Cuáles son las propuestas que lleva su formación para el deporte municipal, además del fichaje de la sampedreña Elena Benítez?

Si llevamos a Elena Benítez es por el currículum que tiene en el tema de la gestión. Me gustaría que la ciudadanía de Marbella y San Pedro Alcántara conozca realmente a Elena. Durante diez años ha estado dirigiendo uno de los centros de alto rendimiento más importante de Europa que hay en Sant Cugat. Está en el Comité Olímpico Español (COE) y sigue tutelando las competiciones del equipo olímpico de taekwondo. Todo esto carga de autoridad para que Elena Benítez pueda desarrollar un plan específico para el deporte en el municipio. Ella quiere atender las necesidades perentorias que tiene la ciudad, y entre ellas están la satisfacción de aquello que tiene que ser básico en estos momentos. Más adelante podremos irnos a las grandes obras y a los grandes polos de atracción del deporte en Marbella. Lo que no puede ser es que haya niños que no puedan entrenar; bien porque la instalación deportiva no cumple con la homologación o porque ni siquiera exista ese espacio.

¿Cuál es ese punto inicial que dice usted del que hay que partir?

Se puede llevar a cabo dos grandes aspectos de forma paralela. Vamos a atender las instalaciones deportivas para el deporte base, y, luego, paralelamente, podremos ir diseñando las grandes infraestructuras; desde el estadio Municipal o el estadio de atletismo. Ahora mismo lo que más necesita la ciudad son campos de fútbol para que jueguen los niños, necesitan pistas deportivas para que puedan competir en baloncesto, y hay fórmulas creativas que van mucho más allá que esperar a que se apruebe un Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). No podemos tener a la ciudadanía engañada prometiéndoles grandes obras deportivas en el municipio que pasan por recuperar un terreno, hacer una modificación puntual de elementos -que ahí se van unos años- así como la aprobación del PGOU que, como mínimo, se llevará un lustro. No podemos estar haciendo proyectos para comenzar unas obras dentro de ocho años. Hay que comenzar a buscar soluciones, y eso se consigue poniéndose de acuerdo con otras administraciones.

Primero usted pretende cubrir las necesidades y posteriormente hacer frente a la demanda.

Se puede cubrir perfectamente las dos cosas al mismo tiempo. ¿Cómo? Tenemos instalaciones deportivas en los centros de enseñanza secundaria, algunas de ellas homologadas y en condiciones envidiables. ¿Por qué no podemos llegar a un acuerdo con la Junta de Andalucía y poderlas disfrutar conjuntamente? Todos los institutos de Marbella tienen un pabellón de deportes y actividades como el baloncesto, fútbol-sala, voleibol, bádminton… Todos esos deportes y otros se pueden desarrollar en esas instalaciones. Una de las vías que propone el PSOE es llegar a un gran acuerdo para poder conjugar esas zonas en horas en las que no están a disposición del alumnado de los institutos. Al igual que se hizo un convenio para disfrutar del cine que hay en el instituto Río Verde, ¿por qué no podemos hacerlo en el ámbito deportivo? Y a la vez, desde el minuto cero, ir preparando los proyectos para las grandes instalaciones que no tenemos. Da vergüenza decir que grandes instalaciones es una pista de atletismo homologada, por ejemplo. Somos de las ciudades de más de 20.000 habitantes de toda la provincia de Málaga que no tenemos una pista con una cuerda de 400 metros. Eso es indecente. Y si nos ponemos a buscarlo, lo encontramos.

¿Por qué no hizo el acuerdo con los institutos y la Junta de Andalucía cuando fue alcalde?

Estaba entre nuestros planes y comenzamos a llegar a acuerdo entre las administraciones en otros ámbitos. Ésta es una de las que íbamos a poner en marcha, pero recuerde que formamos una Mesa del Deporte que tuvo muy pocos meses de vida. Queríamos consensuar todos los pasos con la Mesa del Deporte y los pocos meses llegó la moción de censura que lo rompió todo. Pero al igual que en otros aspectos funcionó la interacción entre administraciones, en el deporte también debe de funcionar.

¿Usted qué haría con el estadio Municipal, remodelar el que ya existe o hacer uno nuevo?

Hacer uno nuevo donde está situado el actual. Esto está dentro del programa del Partido Socialista pero no con el fin de que sea sólo un estadio Municipal. Allí irá un aparcamiento, que se construirá en el subsuelo, centro de oficinas, puntos de encuentro, centro comercial de proximidad para toda esa zona, y todo dentro del estadio Municipal. Ya tenemos el proyecto hecho y cuantificado y a coste cero para el Ayuntamiento de Marbella. ¿Cómo se paga ese nuevo estadio en el centro de la ciudad? Con la gestión de los aparcamientos, que tendrá unos bonos especiales para los vecinos. Si algún partido político promete la construcción del estadio Municipal a pulmón está engañando a los ciudadanos, porque esa construcción de la que estoy hablando oscila entre los 45 y 60 millones de euros, y eso no lo puede pagar ningún ayuntamiento, por lo tanto, miente. Nosotros presentamos un proyecto realista a coste cero para la ciudad.

Si se construye un estadio nuevo, ¿qué se haría con equipos como el Marbella FC o los clubes de cantera del alrededor mientras que están las obras?

Se puede seguir practicando deporte mientras está la ejecución de las obras. Ahí no habrá merma alguna. Les necesidades para cubrir a los más jóvenes son menores que las que necesita un club como el Marbella, que ojalá entonces esté en Segunda División, como mínimo. Nosotros no podemos engañar. Todas las obras de envergadura llevan dificultades. Si vamos a hacer unas obras, por fases, teniendo en cuenta que hay que hacer subterráneos para hacer los aparcamientos y poder pagar las obras del estadio, vamos a tener durante un tiempo al Marbella FC jugando fuera de ese estadio. Pero es el sacrificio que hay que hacer para poder tener un campo de fútbol. La alternativa a la que nosotros nunca vamos a optar es la construcción de un estadio de fútbol fuera a cambio de la construcción de edificios en la zona que en la que actualmente se encuentra el estadio Municipal. En primer lugar, porque estamos en contra de la especulación, y no vamos a cargar de más viviendas el centro de la ciudad como lo han hecho las grandes ciudades. Yo, que soy de Marbella, los estadios fuera serán complicado para la gente que habitualmente va al fútbol cada jornada. Nos sentaremos con el club, y conjuntamente con ellos buscaremos fórmulas. Si el Marbella tiene que sacrificarse un año y no jugar en la ciudad será un esfuerzo que hay que llevar a cabo entre todos para así disfrutar de una zona extraordinaria. No va a ser un campo de fútbol bueno y bonito, será una zona de oportunidad para el desarrollo de Marbella.

¿Y con el deporte base, qué haría?

Atenderlo, buscar la igualdad de oportunidades para todos y ponerlo como una de las prioridades, tanto el deporte base como amateur. Hay que recuperar el espíritu de antaño, que para hacer deporte no tengas que estar federado en un club. Eso se ha perdido. Aunque suene estridente, el deporte base tiene que dar oportunidad para todos, que no existan clubes preferidos y malditos por el Ayuntamiento. No voy dar nombres, pero todos sabemos que es así.

¿Está usted de acuerdo en que San Pedro Alcántara tenga su independencia también en el deporte?

Estoy de acuerdo con la gestión de la proximidad porque es mucho más eficiente, pero todo eso desde un planteamiento global. Pensar en deporte en global porque no podemos dividir a los niños y a las niñas por territorios, sino todo lo contrario. Voy a más. El déficit que tenemos en algunos clubes deportivos es porque no hemos abierto más los brazos fuera de la frontera de Marbella. Cuando el Marbella FC esté en Segunda División, que estará dentro de muy poco, o el CB Marbella que juegue en la ACB, tienen que ser clubes que sientan también los ciudadanos de Ojén, Estepona, Benalmádena, Manilva… Tenemos que ser más ambiciosos para ser una referencia en la Costa del Sol, y eso no lo conseguimos si en lugar de abrirnos, nos dividimos dentro del municipio.

¿Práctica o ha practicado deporte alguna vez?

La verdad es que hago poco. Voy al gimnasio de vez en cuando o camino. Suelo andar por la zona de Nagüeles, los Altos de Marbella… Siempre por las alturas. Lo que hago es andar para mantenerme bien física y mentalmente. Antes sí he practicado más deporte. He jugado mucho al fútbol.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here