El próximo sábado día 5 de celebra en Marbella la 34º edición de la Media Maratón, la prueba popular por excelencia en la ciudad. Durante los últimos años la participación ha ido decayendo de manera escalonada hasta que en la de este 2019, la inscripciones se han cerrado con una cifra de 1.249 participantes, la menor de los últimos años y con casi doscientos menos respecto al año pasado.

El hecho de abrir el periodo de inscripción el pasado día 1 marzo, no ha sido motivo para llamar la atención de los corredores, que como ocurre en la mayoría de los casos, suelen dejarlo hasta última hora pese a que el precio de la misma sea superior y se queden sin la bonificación correspondiente al realizarla con antelación.

La edición de 2015 fue la que más participantes reunió con 2.500 atletas, cerrándose el plazo de inscripción una semana antes ya habían cubierto el cupo previsto. Las ediciones de 2012 y 2013 también contaron con una participación muy similar, aunque no se cerraron las inscripciones antes de tiempo. La de 2016 bajó considerable el número de corredores, llegándose a apenas 1.700 los atletas. Precisamente ese año el Ayuntamiento había previsto llegar a los 3.000 participantes, pero el sacar a concurso la organización del evento provocó un notable retraso, teniendo los atletas apenas seis semanas para inscribirse, cuando lo normal son varios meses.

En 2017 se repitió el mismo número de corredores (1.700), y ya se empezaba a especular que algo estaba ocurriendo. La organización había vuelto a la delegación de Deportes. Los dos últimos años llevaron a cabo un cambio en el recorrido que no terminó de convencer, pese a que se pretendía vender las excelencias de la ciudad pasando por enclaves como el casco antiguo, el centro, con salida y llegada en el parque de La Alameda y el paseo marítimo, entre otros.

La del año pasado (2018) el número de inscritos se cerró con 1.446 corredores, cifra que ya empezaba a preocupar en la propia delegación. Aquí los cambios fueron más notables aún, siendo los más destacados el cambio de día (de domingo a sábado) y hacerlo en horario nocturno. Tampoco fue un motivo para llamar la atención que la cita, además, fuese campeonato de Andalucía. No hay que olvidarse de que se eliminó del circuito el paseo marítimo hasta llegar a Puerto Banús, y todo el recorrido se centraba en el casco urbano. La del próximo sábado repite lo mismo que la del año anterior: será nocturna, un sábado y discurrirá por la ciudad. No se sale al extrarradio.

Posible alternativa

Desde la delegación de Deportes, junto con los clubes de atletismo de la ciudad, se está estudiando la posibilidad de recuperar el recorrido de una de las primeras medias maratones que se celebraron en la ciudad y que unía Marbella con San Pedro Alcántara. El objetivo es hacer la carrera más atractiva y volver a contar con una participación que supere los dos mil inscritos como mínimo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here