El que Miguel Álvarez pusiera el pasado domingo su cargo a disposición de la directiva, ha sido la sentencia para despedirlo como entrenador del Marbella FC, decisión que ha tomado el primera persona el presidente Alexander Grinberg, que ha tomado las riendas de la parcela deportiva una vez que ha llegado a un acuerdo con Raffaele Pandalone que para que éste dejara el cargo.

El ya ex entrenador declaró nada más acabar la reunión con el mandatario que se siente defraudado. “Desde el primer día que llegué todo ha sido muy difícil, pulsos continuos… A partir del encuentro contra el Murcia pasó algo raro. Estaba todo controlado hasta el minuto 90, con viento a favor. Cuando va contra reloj es difícil trabajar”.

Álvarez insistió que se siente defraudado consigo mismo. “Lo demás, allá cada uno con su conciencia. Sé como he trabajado, no he podido dar más. Tengo muy claro cómo tengo mi conciencia”.

El preparado sabía que tenía un reto importante por delante y quería llevarlo a cabo. “El objetivo era cambiar la dinámica, convencer a los jugadores que al Villanovense se le podía ganar y que si no podíamos meternos en promoción al menos luchar por la Copa del Rey. Soy de las personas que se caen muchas veces pero me levanto. Ayer (por el lunes) estuve trabajando y preparando el encuentro del domingo”, comentó.

Cuando se le preguntó por cómo queda el vestuario su respuesta fue tan escueta como aclaratoria. “A ver qué sucede a partir de ahora”.

Miguel Álvarez se ha despedido esta misma mañana del personal del club.

Según ha publicado Diario SUR, el elegido para sustituir al técnico jiennense es Rafael Becerra Cortés ‘Fael’, ex jugador del desaparecido Atlético Marbella y U. D. San Pedro en Segunda División B.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here