Hacer una travesía de 31 kilómetros es duro de por sí, pero si a esto se le añade unas condiciones extremas, el trabajo durante el recorrido lleva a la competición a que se convierta en una auténtica locura. Juan Carlos Tineo, Ángel Monedero y Jorge Luque, integrantes del CD Resist4, culminaron no sin poco esfuerzo una de las travesías de larga distancia más duras que existen en el panorama nacional.

La competición se desarrolló entre las localidades tarraconenses de Tivenys y Amposta, y los nadadores tuvieron que sufrir el escaso caudal que llevaba el río Ebro, las altas temperatura del agua y notables cantidades de algas que llegaron que sortear durante el recorrido. A pesar de los cortes que se produjeron en los kilómetros 15 y 25 de la prueba, los integrantes del club sampedreño lograron superar todas las adversidades hasta completar el recorrido.

Tineo acabó en el puesto décimo quinto, mientras que su compañero Monedero llegó a meta tras él, finalizando en décimo sexta plaza, logrando la tercera posición en su grupo de edad llegando a subir al podio. Ambos nadadores emplearon casi siete horas en recorrer la distancia establecida. Hubo que esperar unos minutos más para ver pasar a Luque por la llegada, acabando en la posición vigésimo tercera con un tiempo de 7 horas y 21 minutos.

Pizarro en Lanzarote

La participación del CD Resist4 no estuvo enfocada únicamente en la prueba catalana. Esteba Pizarro nadó dos travesías en Lanzarote (la Travesía del Museo Atlántico y la Travesía Hesperia Playa Dorada) culminando un total de seis kilómetros entre ambas competiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here